TawaKun: Japón: La cultura de la vergüenza, y el respeto a los demás.

Crónicas sobre Japón, su cultura, su gente, y su día a día. Aventuras y desventuras de A. Tagua.

domingo, 29 de enero de 2012

Japón: La cultura de la vergüenza, y el respeto a los demás.

Momiji y árbol seco. Kodai-ji. Kyoto.
En Japón esta socialmente reconocida la “haji no bunka” (恥の文化) o "cultura de la vergüenza", frente a la establecida en continentes como América o Europa, que es “la cultura de la culpa”. En las culturas occidentales se tiene una sensación de culpa originada por ciertos actos o comportamientos. A veces, simplemente se prefiere no hacer algo por el mero hecho de sentirse culpable. La religión, Dios, el castigo, entre otras ideas inculcadas en la sociedad, hacen que surjan dudas, y remordimientos ante ciertas situaciones. Aun así, hay muchos mas robos, violencia, y asesinatos en el mundo occidental, frente al bajo índice de éstos en Japón, donde no esta tan arraigadas la crítica, el maltrato a los demás, las negativas, o las malas formas, y donde si predomina la educación, y el respeto a los demás.

  
Cuando andas por este país una sensación de seguridad te invade. En muchos países hay que tener siete ojos, estar atento a quien viene, y quien va, y no dejar descuidadas tus cosas. En Japón no tengo esa preocupación, y una de las cosas que más aprecio es la ley moral no escrita de “No es mío, no me lo quedo”. Por supuesto hablamos en términos generales, siempre existen las excepciones, pero debido a esto mi pregunta siempre fue: ¿A qué se debe este civismo? ¿De dónde proviene este respeto por los demás?

La respuesta es pura antropología, y “naufrago” por la red cada que vez que intento llegar a una conclusión sencilla, pero podría recogerlo en dos ideas tras mis pesquisas.

Educación desde el respeto a los demás.

No se trata de decir a un niño “No hagas eso que esta mal”, sino “No hagas eso por que molestas a los demás”. Cualquier mala actitud o mala acción va a repercutir en alguien, directa o indirectamente, por tanto, cuando hagas algo ten en mente no faltar el respeto a los demás, no actúes de manera que alguien se vea perjudicado por tus actos. Este amplio concepto no tiene edad, y por ejemplo, el mero hecho de quejarse en el trabajo es una falta de respeto a los demás, ellos no tienen culpa de tu mal día. (Ando trabajando muy duro en este punto, pido tiempo). Esta idea es la base de la educación en escuelas, y en familias. Respeto a los mayores, respeto a los demás.

Grupismo, y vergüenza a salirse de lo establecido.

Es una virtud la buena organización en grupo de los japoneses, y fue demostrada en el mal momento que vivió el país con el terremoto del año pasado. Nada de saqueos, lo grupal frente a lo individual, nada de subida de precios a alimentos que escasean, etc. fue un ejemplo para el mundo.

Pero por otra parte, no suelen salirse de lo establecido dentro de un determinado grupo social, bien por miedo a ser apartados, o por vergüenza. Esta última conlleva que en muchas ocasiones no se exprese lo que se desea, o que una fuerte autocrítica traiga consigo angustia o tormentos. Un sentimiento algo distinto al sentido por los occidentales y por nuestra “cultura de la culpa”. Os recomiendo este pequeño texto donde nos habla de la diferencia entre culpa y vergüenza. En él se explica un poco mejor esta última idea que aun ando meditando yo. 
 
Patio interior de una casa de Kyoto.
Es un tema muy complicado, pero para mi importante, pues no sólo consigo entender mejor a mi propia pareja, sino muchos más aspectos de la cultura japonesa. Me ayuda a expresarme de una manera más correcta, a comportarme adecuadamente según la situación, poder entender mejor la traducción de frases hechas, o interpretar determinadas acciones dentro de mí día a día. 
 

Investigare más, pero de momento, el tema esta abierto a debate, escrito, o con charlas en momentos más amenos. Yo no soy psicólogo, antropólogo, ni nada por el estilo, y es más, añado que un año viviendo aquí sólo me da una visión mínima de todo. Aun así, desde mi siempre humilde opinión os trasmito mis sensaciones, y como voy madurando mis ideas sobre este fuerte contraste cultural, o “bunka shock” (文化ショック).

7 comentarios:

  1. Buenísimo post Tawa, me ha gustado mucho. Me alegro q te vaya bien tío. Un abrazo !!

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo a ti, tengo ganas de verte! Ab si cuando llegue, ya sea por Madrid o por Sevilla te veo una ratillo. Espero tenga que volver por la Embajada japonesa de nuevo ;)(calle Serrano). Abrazos pa tu familia, y buen embarazo!!

    ResponderEliminar
  3. Tawa un post muy chulo. Me ha gustado mucho. Cuanto queda para verte y nos comentes esta cosas en persona

    ResponderEliminar
  4. Jose Manuel León30/1/12 9:36

    Que pasa Tawa?Me alegro que todo vaya bien. Tu blog es muy bueno, una joya diría yo. Te ayuda a conocer y comprender muchos aspectos de la vida japonesa. El nivel de detalles en tus post, y las fotos que nos muestras (muy buenas por cierto) te hace sentir que ya has estado alli, que lo has visitado. Y en mi caso, que he leido muchos de tus post, has generado una curiosidad impresionante por conocer esa cultura. Algo que nunca antes me hubiera planteado. En fin Tawa enhorabuena por todo este trabajo.
    Un Saludo
    Jose Manuel León

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por los agradecimientos, me alegra muchisimo conseguir trasmitir mis sensaciones, y hacer lo mas dificil todavia, que es entender la cultura japonesa, y explicarla ;) Su tiempo me cuesta pero es algo que me gusta e interesa. Sema, pues aparezco por alli en principio sobre el 28 de Marzo con Jet Lag bajo el brazo, algunos codiciados Kit Kat, y la semana santa a la vuelta de la esquina. Ire informando y escribiendo mas cosillas, aun quedan dos intensos meses! Abrazos!

    ResponderEliminar