TawaKun: Sensō-ji (浅草寺)

Crónicas sobre Japón, su cultura, su gente, y su día a día. Aventuras y desventuras de A. Tagua.

lunes, 21 de mayo de 2012

Sensō-ji (浅草寺)

Sensō-ji, puerta Hōzōmon
Sensō-ji (金龍山浅草寺 Kinryū-zan Sensō-ji), el templo más antiguo de Tokio, símbolo de los primeros años del shogunato Tokugawa, y de la reconstrucción y la paz de Japón tras la II guerra mundial. Muchas cosas se pueden comentar sobre este templo situado en Asakusa (浅草), se ha escrito mucho sobre él en blogs, web, y guías, se han hecho fotos increíbles de noche y de día, pero yo vengo hoy hablar de lo que significa para mí.

Cuando llegamos a Tokio en mi primer viaje no tardamos en visitarlo, fue el primer templo que visité, mi primera experiencia frente a las costumbres, y tradiciones budistas-sintoístas. Paramos mucho tiempo frente a su gran puerta del trueno, o kaminarimon (), disfruté como un enano de su imponente farol de papel, y del bullicio de su amplia galería de tiendas.

Kaminarimon ()
Esta galería, conocida como Nakamise-dori (仲見世 通り) se encuentra repleta de lugares donde adquirir todo tipo de souvenirs en forma de colgantes para el móvil, camisetas, llaveros, etc. Allí adquirimos baratas yukatas para regalar a los familiares, nada que ver con la yukata de calidad que días después compraría en el paseo del filósofo (Kioto).

Los puestecitos de artesanía, y souvenirs se mezclan con los de comidas tradicionales, ya sean dulces, galletas, u otros platos tradicionales. En las calles paralelas encontramos restaurantes de todo tipo. Aquel día disfrutamos de un  Oyakodon ( 親子丼) realmente bueno, servido por unas amables señoras ataviadas con Yukata.
 
Cuando terminamos esta calle nos encontramos con otra gran puerta llamada Hōzōmon (宝蔵門 "Treasure-House Gate"). Nos recibe también imponente, con sus dos faroles negros y sus Oni () protectores a cada lado. Allí me encontré ante costumbres como la purificación con agua o incienso, y la predicción de suerte o Omikuji (お神籤). Realmente algo había leído sobre ello, pero me encanto dejarme llevar, y disfrutar del buen ambiente que allí se respiraba.

Hōzōmon (宝蔵門)
Esta primavera regresé por allí y tomé algunas fotos en una fría mañana de Marzo, fueron muchos los recuerdos que me vinieron a la cabeza.  Creo que regresaré de nuevo, con más tiempo, y más preparado para entender cada rincón de este bonito lugar.


Su fabulosa pagoda de 5 plantas fue también la primera que pude disfrutar, y tanto los edificiones principales correspondientes a su templo budista, como el santuario sintoísta que encontraremos dentro del mismo recinto son dignos de visita. 

Hōzōmon (宝蔵門) y la pagoda.


Santuario Sintoista.
Por aquí, unas fotillos más.

 

Podéis leer información más concreta aquí o en otras webs, pero si pasáis por Tokio, no dudéis en perderos un poco por este templo y sus alrededores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada